Las situaciones sociales profesionales pueden ser incómodas. Y aunque las reglas de etiqueta pueden variar según la cultura, existen ciertos puntos básicos que debes seguir al presentarte en un ambiente de negocios. Desde la forma en que dices tu nombre hasta qué pedir en un restaurante, existen ciertas ‘normas’ que te ayudarán a establecer relaciones.

Te compartimos las reglas más importantes según la autora de libro “Business Etiquette”, Barbara Pachter:

 

Siempre di tu nombre completo

En una situación de negocios debes usar tu nombre completo, así como escuchar el de las personas a las que te están presentando. Si tu nombre es muy largo o difícil de pronunciar puedes acortarlo.

 

Siempre levántate cuando te presentan a alguien

Pararte ayuda a establecer tu presencia; es más fácil que los demás te ignoren si te mantienes sentado. Si no puedes levantarte, al menos haz una inclinación que refleje tu intención de hacerlo.

 

Sólo di "gracias" una o dos veces en una conversación

De no ser así, podrías disolver el impacto del agradecimiento y darte una percepción de necesitado.

 

Nunca muevas una silla

Aunque Pachter dice que está bien abrir una puerta a tu invitado, no debes moverle la silla a otra persona, independientemente del sexo. En contextos de negocios debes dejar fuera aspectos de 'caballerosidad'; los hombres y las mujeres son iguales y ambos pueden apartar su silla.

 

No cruces las piernas

Hacer esto puede ser desviar la atención, ya seas hombre o mujer. Además, es nocivo para la circulación.

 

Apunta con la mano completa

Si tienes que apuntar algo con tu mano, hazlo con la palma abierta y los dedos juntos. Evita usar un solo dedo ya que puede parecer un gesto agresivo.

 

En la comida de negocios recuerda:

 

Partir el pan con las manos

No uses el cuchillo y mucho menos muerdas y dejes un trozo.

 

No remuevas tus platos, deja que el equipo del restaurante lo haga y nunca pidas comida para llevar, cuando acudes a una cita de negocios debes recordar que estás ahí por motivos profesionales.

 

Balancea tus opciones de comida con las de tu invitado

Esto significa que si la otra persona pide una entrada y un plato fuerte es recomendable que tú también lo hagas. No hay nada más incómodo que te vean comer.

 

Antes de elegir el restaurante, pregunta si la otra persona tiene alguna restricción dietética

Por ejemplo, si tu invitado es vegetariano no elijas un restaurante de carnes.

 

Conoce dónde se ponen los platos y los cubiertos

Recuerda que los acompañantes (como la ensalada y el pan) se colocan del lado izquierdo; y las bebidas en el derecho.  En cuanto a los cubiertos, el tenedor va a la izquierda, mientras que el cuchillo y la cuchara a la derecha.

 

El anfitrión debe pagar

Si tú invitaste, entonces debes pagar la cuenta, sin importar el sexo de la otra persona. Evita 'pelear' por la cuenta; si el invitado insiste en pagar, déjalo.

 

Prepara una salida cortés

Para despedirte e irte, tú debes ser la persona que está hablando debido a que en ese momento tienes el control. También debes tener preparadas ciertas frases de despedida como "Qué gusto conocerte", "Qué gusto hablar contigo" o "Nos vemos pronto".

compartir

Comparte con tus amigos los mejores lugares de la CDMX

también podría interesarte ...

¿Por qué es importante tomar un descanso?

Has estado trabajando sin parar, con semanas laborales de 60 horas e incluso llevas trabajo a casa los fines de semana, aun cua...
Leer más

Tips para eliminar las juntas innecesarias

 

No dejes que las reuniones le quiten a tu equipo la mitad del día, sigue estos consejos ...
Leer más