La mayoría de nosotros tenemos malos hábitos que se interponen a lo largo de este camino, si eres capaz de abandonar los siguientes hábitos,  el ser millonario no será una idea tan alejada de la realidad.

 

Dormir cuando no debes

Las personas exitosas son conocidas por despertarse temprano, generalmente antes que todos en su casa, de esta forma pueden empezar desde primera hora a poner en marcha el trabajo, ponerse al día en las noticias, responder correos electrónicos y hacer ejercicio sin sacrificar el tiempo que pasan con su familia.

 

Descuidar tu salud

Cuando no estás saludable, estás cansado, menos productivo, más estresado y mucho más propenso a enfermarte. Lo recomendable es dormir bien, alimentarte sanamente, tomar descansos y hacerte check-ups dos veces por año.

 

No leer

Las personas con dinero, invierten su tiempo y esfuerzo necesario en ampliar su conocimiento, mantenerse al día con las noticias y tendencias dentro de su industria, aprender de otros y encargarse de seguir innovando.

 

Depender de una sola fuente de ingresos

Las personas con mucho dinero tienen varias fuentes de ingresos, esto no significa que tengas que conseguir un segundo trabajo mientras esperas resultados (no es una mala idea hasta que tengas una mejor opción). Podría ser algo que te apasione, como escribir sobre tecnología, puedes hacerlo a través de un blog y empezar a ganar un ingreso pasivo a través del mercado.

 

No establecer un presupuesto

Todo el mundo necesita crear un presupuesto y adherirse a él, pero, por desgracia, existen muchas personas que no lo hacen, puesto que no pueden ver si están gastando más de lo que ganan con exactitud, a menudo les trae problemas financieros.

Si notas que este es tu caso, entonces necesitas comenzar a reducir los gastos innecesarios y debes hablar con un asesor para que te reivindique.

 

No prestar atención a pequeños gastos

Puedes pensar que gastar $40 al día en una taza de café no tiene ningún efecto en tu monedero, lo mismo pasa con esa membresía de $500 del gimnasio que casi nunca usas. Pero, a pesar de que en el esquema de las cosas estos son gastos pequeños, aunque no lo creas, se suman rápidamente.

 

Salir con la gente equivocada

Reemplaza a las personas tóxicas y negativas de tu vida por aquellas que son optimistas, que te motivan y te apoyan. "En la vida, sólo conseguirás el éxito si te rodeas de las personas correctas".

Posponer

Una cosa es decir que quieres convertirte en millonario y otra muy diferente es empezar a hacerlo. Si quieres salir del estancamiento financiero, entonces necesitas tomar medidas tan pronto como sea posible. Si te sientas con un profesional financiero para ajustar tu presupuesto, este sería un gran paso para comenzar a hacer en lugar de hablar.

 

Ser consumido por el fracaso

Los empresarios portan el fracaso como una insignia de honor. Eso no significa que disfrutan o quieran fallar. Concluir un negocio y perderlo casi todo es una basura, pero esos golpes de la vida son necesarios para llegar a ser tan fuerte como se pueda.

No te confundas, el fracaso es horrible pero no debes dejar que eso te detenga. Toma riesgos, y, si fallas, aprende de tus errores y avanza.

 

No establecer metas diarias

Establecer objetivos diarios, ayuda a priorizar desde los más importantes hasta lo menos importantes. Por ejemplo, en lugar de buscar tus facturas vencidas de $100, enfócate en una o dos de $1.500, priorizar significa hacer lo que en verdad importa.

 

No ahorrar

"Un trabajo nunca te hará rico. Tampoco ahorrar todo tu dinero en una alcancía. Entonces, ¿cómo construyes la riqueza?

A través de bienes materiales como un negocio rentable, una cartera de acciones en crecimiento o invertir en el derecho de bienes raíces.

Recuerda, tu coche y tus juguetitos son responsabilidades que te quitan los ingresos de tu futura riqueza. Enfócate en adquirir cosas que te darán dinero a largo plazo.

 

No seguir la Regla 70/30.

Después de pagar tus impuestos, aprende a vivir con el 70 por ciento de tu ingreso para tus necesidades y lujos, es importante ver cómo asignas el 30 por ciento restante después de eso, no notarás nada al principio, pero deja que pasen cinco años y las diferencias serán notables, 10 años después, serán completamente sólidas.

 

Fuente: Entrepreneur

compartir

Comparte con tus amigos los mejores lugares de la CDMX

también podría interesarte ...

¿Cómo puedes combinar vacaciones con trabajo?

Es tiempo de disfrutar de unas merecidas vacaciones, pero para los adictos al trabajo o “workaholics” relajars...
Leer más

Cómo lograr que tu equipo de trabajo se comprometa contigo

En México, la mayoría de las empresas se enfrentan a un ambiente laboral fracturado debido a la falta de responsa...
Leer más