Has estado trabajando sin parar, con semanas laborales de 60 horas e incluso llevas trabajo a casa los fines de semana, aun cuando te tomas un descanso, vas por un café o con un amigo, asistas al partido de futbol de tu hijo, tu mente gravita constantemente hacia el trabajo, entonces necesitas descansar.  Aunque trabajar en exceso es una práctica común entre los ejecutivos, nuevos estudios demuestran que tomarse descansos es benéfico para su salud y empresa o negocio.

Como sociedad, no nos gusta tomarnos “descansos” porque podríamos dar la percepción de ser flojos, afirma Bonni Hayden Cheng, doctora por la University of Toronto Rotman School for Business, recientemente Cheng publicó un estudio en el que se examinaba a un grupo de estudiantes intentando balancear el trabajo, la familia y las responsabilidades académicas. Los participantes que practicaron el desentendimiento cognitivo al activamente alejar sus mentes de los problemas y a realizar algo completamente ajeno a ello lograron manejar de mejor manera las tareas que aquellos que se esforzaron sin detenerse ni tomar descanso alguno.

El desentendimiento cognitivo podría sonar contraproducente cuando estás tratando de construir un negocio, pero el estudio de Cheng demuestra que la mejor forma de trabajar es alejar tu mente de los problemas ya que te ayudará a manejar múltiples responsabilidades y producir mayores niveles de satisfacción laboral.

Tu subconsciente es 800 veces más poderoso que tu mente consciente. El cerebro consciente tiene capacidad limitada para resolver problemas, lo que significa que el desentendimiento cognitivo podría ser igual de importante para el éxito de tu negocio que una reunión de ventas.

Alejarte le da a tu cerebro la oportunidad de tener momentos de creatividad, ya que el subconsciente puede trabajar en los problemas sin desgastarte. El desentendimiento cognitivo permite al cerebro recargar baterías, lo que facilita regresar al problema con una perspectiva fresca y energía renovada.

El desentendimiento cognitivo también podría significar tener un hobby como bucear, correr o leer, o simplemente escuchar música o tomar una siesta. Métodos tradicionales como hacer ejercicio también pueden ser efectivos, pero únicamente si tu mente no retorna al trabajo mientras los realizas.

Además recuerda que lo más importante: la calidad del descanso es más importante que la cantidad.

 

Fuente: Entrepreneur

compartir

Comparte con tus amigos los mejores lugares de la CDMX

también podría interesarte ...

¿Viajar con niños? ¡Muy disfrutable también!

Es una realidad que a muchos viajeros les aterra la idea de hacer viajes largos con niños, la realidad es que no tiene q...
Leer más

Reglas de etiqueta para empresarios

Las situaciones sociales profesionales pueden ser incómodas. Y aunque las reglas de etiqueta pueden variar según ...
Leer más