Realiza valoraciones mensuales – La dinámica empresarial de una startup es muy diferente a la de una empresa normal. Las startups siempre tienen un presente muy intenso e urgencias constantes. Estas urgencias pueden provocar que se dé prioridad a acciones diferentes a las que son realmente importantes. Dedica un espacio de tiempo mensual, si es posible semanalmente, para echar un vistazo al comportamiento de tu startup. Analiza si los números van hacia arriba o hacia abajo, como están los contactos y el estado de tus redes, que cambios han funcionado y que se puede mejorar, entre otras cosas.

Prepárate para el cambio – La dinámica de las startups tiene la ventaja de permitir que si algo no está funcionando se pueda cambiar de manera inmediata sin tener que recurrir al cambio de protocolos o decisiones de una junta directiva. Dedícate a realizar cambios constantes en pro de las mejoras para los procesos, distribución, publicidad, relaciones públicas, etcétera, de tu startup.

Invierte en marketing – Dar a conocer tu producto o servicio es un paso tan importante como el crearlo. Es muy importante que analices los mejores canales para distribución de tu producto o servicio y evalúes si realmente están sirviendo o no. Tampoco dudes en utilizar estrategias poco convencionales o nunca antes vistas, muy probablemente puedan servir mucho más que seguir alguno de los caminos tradicionales.

Adquiere nuevos integrantes a tu equipo – La evolución de los sistemas de comunicación, las reglas del mercado, etcétera provocan que una startup se mantenga en constante evolución. Para hacer frente a estos cambios del entorno externo te recomendamos mantener a tu equipo de trabajo actualizado y en constante capacitación. Sin embargo, una buena opción que puedes utilizar es incorporar nuevos miembros a tu equipo conforme vayan requiriendo los cambios de dirección de tu startup. Asegúrate de encontrar a las mejores personas disponibles que tengan un objetivo, modo de vida y valores empresariales similares a los tuyos.

Analiza tus opciones – En el momento de comenzar una startup, la mayoría de los emprendedores tienen un plan A el cual tiene altas posibilidades de funcionar. Sin embargo, muchas veces este plan en sí debe sufrir modificaciones para lograr los objetivos planteados. Incluye en tu estrategia todos los escenarios posibles y plantea cursos de acción en caso de imprevistos. No te preocupes si tienes que hacer planes B, C, D, E… Lo importante es que los cambios de dirección abruptos no te agarren mal parado.

Ten los pies en la tierra – Es muy importante para una startup tener ideales diferentes y buscar la innovación a toda costa. También es muy importante mantener expectativas reales sobre todas las situaciones que suceden. Siempre tienes que tener algunas preguntas presentes en tu mente como si la idea es realmente buena y las proyecciones económicas son realistas. Otro buen consejo es mantenerte abierto a la ayuda externa y no huir a las críticas.

compartir

Comparte con tus amigos los mejores lugares de la CDMX

también podría interesarte ...

Formas de crear ahorro para su futuro

Crear un fondo de ahorro personal es una excelente idea que siempre debes tener en mente. Ya sea que quieras ahorrar para compr...
Leer más

.....................................................................................................................................
Leer más