Hotel Riazor está habilitado para albergar hasta 500 personas en un acomodo estilo auditorio ideal para conferencias y presentaciones. El salón también puede acomodarse de una manera perfecta para llevar a cabo eventos con hasta 250 personas. También se puede configurar en un estilo convención habilitando el espacio con stands. Adicionalmente, las instalaciones del hotel cuentan con estacionamiento para 120 vehículos.

Todos los salones de eventos cuentan con aire acondicionado y clima controlable, sistema de audio de alta definición, persianas, y la capacidad de lograr un ambiente blackout si así lo requiere. Hotel Riazor también cuenta con equipo de micrófonos y pantallas en caso de que usted las requiera para su evento. Los salones cuentan con cocina independiente, lista para preparar desde bocadillos para un coffee break hasta platos fuertes para sus banquetes.

Una de las mayores ventajas de realizar su evento en las instalaciones de Hotel Riazor son las facilidades que tener un hotel a unos metros le brindan. ¿Está preparando un banquete por los XV años de su hija, la celebración de su boda, la graduación de sus hijos, o cualquier otro evento? Brinde a sus asistentes la oportunidad de evitar el viaje de regreso a sus casas a altas horas de la noche y ofrézcales la comodidad de tener un cuarto donde pasar la noche a unos pasos del evento. ¿Realizará una conferencia, congreso o simposio? Ofrezca a sus ponentes la comodidad de hospedarse en un ambiente amable y relajado donde no tendrán problemas para llegar a tiempo a su ponencia. Además le ofrecemos el transporte al aeropuerto sin costo alguno.

El hotel cuenta en sus instalaciones con un restaurante enfocado en la cocina internacional con un acento español, una cafetería abierta las 24 horas, gimnasio y alberca.  Es por esto que realizar un evento en Hotel Riazor es una experiencia completa, placentera y altamente disfrutable.

 

Los mejores platillos típicos de la Ciudad de México

La antigua Tenochtitlán, conocida hoy en día como la Ciudad de México, ha sido desde tiempos prehispánicos un gran punto comercial en la región, lo que ha contribuido en gran medida a que la gastronomía de la ciudad se vea enriquecida por ingredientes de muchos lugares diferentes. Gracias a este intercambio de plantas, especias, animales, frutas y verduras, la gastronomía de la ciudad de México ha creado grandes platillos deliciosos a lo largo del tiempo, a continuación te presentamos los más representativos.

Mole de Olla – El mole de olla es un platillo caldoso a base de verduras y carne. Las verduras más usadas en su preparación son el ejote, chayote, calabaza, elote y xoconostle, los cuales abundaban en la zona del valle de México en las épocas prehispánicas. Adicionalmente es sazonado con chile seco, cebolla y ajo. En la actualidad también se agrega carne de res a su preparación.

Pozole – Este delicioso platillo tiene sus orígenes en el México prehispánico. Se compone principalmente de un caldo con maíz blanco, conocido como cacahuazintle, el cual al hervir se abre como flor y crea una espuma, espuma que le da nombre al platillo, proveniente del náhuatl “pozolli” (espuma). De acuerdo con la “Historia General de las Cosas de la Nueva España”, escrita por Fray Bernardino de Sahagún, durante las fiestas al Dios Xipe, Moctezuma recibía un plato de pozole con el muslo de algún joven prisionero que era sacrificado para las festividades. Mientras algunos textos afirman que el pozole tradicional se realizaba con el sazón de restos de cuerpos humanos hervidos, otros textos apuntan a que realmente eran de Xoloitzcuincle. En la actualidad el pozole se sazona con carne de cerdo o pollo. Adicionalmente se acompaña de lechuga, rábanos, orégano, cebolla, jitomate, aguacate, chicharrón, tostadas y chile seco. Asimismo muchos estados como Guerrero, Colima, y Michoacán han creado sus propias versiones de pozole.

Chilaquiles – Los chilaquiles son un platillo típico que tiene sus orígenes en el centro de México. Su nombre proviene del náhuatl “chilaquilli”, conformada por “chil” (chile) y el sustantivo “aquilli” que significa “estar dentro de” o “metido en”. Este platillo se realiza tradicionalmente con totopos de maíz bañados en salsa de chile verde o roja. Existen una amplia variedad de chilaquiles entre los que se incluyen los chilaquiles con pollo, carne de res, arrachera, chorizo, huevo, carne enchilada, queso Oaxaca, o queso Manchego entre otros. Adicionalmente se acompañan de crema, cebolla, aguacate y epazote.

Tlacoyos – Los tlacoyos se originaron en la cuna el imperio azteca. Provenientes del náhuatl “tlaoyo” (empanada de maíz desgranado), los tlacoyos se preparan a partir de una masa de maíz, la cual se forma en una figura larga y ovalada, y van rellenos de frijoles o requesón. Una vez que se tiene la masa cruda en la forma y con el relleno correcto, se proceden a asar en un comal. Posteriormente se agregan ingredientes tales como nopales, queso y diferentes salsas. 

compartir

Comparte con tus amigos los mejores lugares de la CDMX

también podría interesarte ...

Los mejores lugares para disfrutar el día de Muertos en el DF y zona centro

El día de muertos es una de las tradiciones más arraigadas en la cultura mexicana. Esta tradición ha forma...
Leer más

Consejos para realizar una gran fiesta de fin de año de tu oficina

El final de año laboral se acerca y con este llegan las respectivas celebraciones. Este año no puedes perder la o...
Leer más